Un viaje trepidante a través de las dudas

La vida no es justa. La vida golpea, y fuerte. La vida tiende a ser una mierda, aderezada con pequeñas gotas de felicidad.

Muchos pasamos por la vida sin detenernos a contemplar el resultado de los golpes. Los encajamos, escupimos sangre y seguimos adelante. Pocos son los que se desnudan y se plantan ante el espejo de su alma y recorren los moratones, las heridas y cicatrices con las yemas de sus dedos.

Cristina nos muestra sus lesiones sin pudor, de forma directa, cortante. Caminando por las páginas uno se siente bajo el fuego constante de una ametralladora de dudas, sentimientos, dolor y esperanza de las que es imposible librarse.

Quizá lo que más atrape de este libro sea la capacidad que tiene Cristina de mostrarnos nuestro propio interior a través de su sinceridad más absoluta, de revelarnos la luz, de disfrutar con una sonrisa del resurgimiento propio.


portada-y-ahora-que

«Estoy convencida de que la suerte no existe.

El éxito solo viene de la mano del esfuerzo.

Trato de no perder detalle a mi alrededor con ojos inquietos, ilusionados, cálidos e intensos.

Busco respuestas a todas mis dudas.

Quizá soluciones a utopías que no sé ni verbalizar.

¿Me conozco?

¿Y ahora qué? »


Visibilidad del fracaso empresarial

El libro narra el viaje mental y emocional por el que sobrevuela la autora de tal forma que pudiera ordenar sus ideas e intentar entender qué es lo que pasaba a su alrededor.
Según un estudio del South Summit, más del 60 % de las empresas creadas ese mismo año fracasó.

“Estoy convencida de que la suerte no existe.
El éxito solo viene de la mano del esfuerzo.”

Más de 14.000 trabajadores perdieron su empleo durante 2014 a causa de Expedientes de Regulación de Empleo, siendo casi el 50% de los casos a causa de pérdidas económicas de negocios que hasta ese momento funcionaban perfectamente según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
Tras estos datos existen miles de historias de personas que no han sabido cómo gestionar sus emociones y mucho menos reconocer “el fracaso”. “¿Y ahora qué?” pretende desmitificar el error y hablar abiertamente y en primera persona de este trance desde un punto de vista esperanzador, pero con un lenguaje sincero y claro.

Nuestras emociones. Ese gran enemigo

La mayor parte de los infartos de miocardio que conocemos surgen de lesiones obstructivas en las arterias coronarias, lo que conllevan a un trombo que desencadena en esta patología.
Sin embargo, el 13 % de los infartos son causados por el estrés. Y cuando aparecen, no avisan. Su sintomatología es muy distinta al dolor del brazo izquierdo o de pecho, y detectarlos en ese mismo instante es una cuestión de vida o muerte.
Un estudio del Hospital de Getafe revela que el desempleo, el estado civil, el estrés emocional o los turnos de trabajo nocturno provocan un aumento notable de los niveles de adrenalina que generan la disfunción de la capa interna de las arterias, y por tanto la generación de coágulos sanguíneos El desconocimiento de todo ello así como la ausencia de actividades cardiosaludables en nuestra rutina desencadena en mayores probabilidades de sufrir estas patologías si no se tienen las precauciones adecuadas.

No hay consuelo. Hay esperanza

Con este libro busco dar mayor visibilidad a la auto-creación de oportunidades pese a que la situación personal y profesional de cualquiera de nosotros no sea la mejor y por tanto dar un ápice de esperanza a todos aquellos que hayan pasado por una situación similar. Es más, este libro autopublicado es una muestra de ello comprendiendo cómo transformar en algo positivo aquellas experiencias no tan buenas que podemos tener todos en algún momento de nuestra vida.

“¿Tengo claro lo que quiero?
Todo se desmorona y el camino se desenfoca.”